Print Page  |  Contact Us  |  Sign In  |  Register
La enfermedad cardíaca no es solo una enfermedad de hombres
Share |
Continúan las diferencias en la forma en que las mujeres y los hombres reciben tratamiento, y éstas ponen nuestras vidas en peligro. Dos estudios recientemente publicados en el periódico "Circulation" señalan que, pese a los lineamientos establecidos para la atención cardíaca, las mujeres aún encuentran deficiencias en lo relacionado con el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad cardíaca. WomenHeart entrevistó a la Dra. Sharonne N. Hayes, directora de la Clínica Women’sHeart en la Clínica Mayo de Rochester, Minnesota, y miembro de la Junta de WomenHeart, para obtener más información sobre por qué las desigualdades continúan y cómo las mujeres pueden obtener una atención igualitaria y de calidad para sus corazones. 
WH:  El estudio más reciente en el periódico "Circulation" demuestra que, en comparación con los hombres, las mujeres tienen una probabilidad un 50 % mayor de sufrir retrasos en la atención médica de emergencia. Apenas un mes antes, otro estudio señaló que las mujeres tienen menores probabilidades de recibir la misma atención que los hombres en el entorno hospitalario. ¿Los estudios sugieren que los médicos y el personal de emergencias realmente tienen problemas para detectar los síntomas de un ataque al corazón en las mujeres?
Dra. Hayes:  Sí. Si bien por un lado estos hallazgos son desalentadores y reflejan verdaderas desigualdades en la atención, por otro lado debemos reconocer que los esfuerzos de los proveedores de atención médica se ven perjudicados por la falta de una ciencia correcta acerca de las mujeres y la enfermedad cardíaca. No hay un buen estudio que nos indique las similitudes o diferencias entre las mujeres y los hombres en el ataque al corazón. En ocasiones los síntomas no son claros, se agrupan de manera diferente y se pueden atribuir a la indigestión o la ansiedad. Si se encuentra en una ambulancia o sala de emergencias, no tema indicar al paramédico o a la enfermera: "Creo que estoy teniendo un ataque al corazón”. Desea un diagnóstico correcto y, para eso, un análisis de sangre y una ECG son los puntos iniciales. Si usted piensa que puede estar teniendo un ataque al corazón, es necesario que lo informe.
WH:  ¿Los lineamientos actuales en los hospitales son demasiado generales? 
Dra. Hayes:  En su mayoría, no. Puede existir una atención más individualizada o basada en el género en el futuro, pero actualmente los lineamientos que se emplean ayudan a que las mujeres reciban los cuidados que han demostrado aumentar la supervivencia y los resultados a largo plazo en grandes grupos de pacientes. Parte del problema ahora es que es menos probable que se apliquen los lineamientos a las mujeres en comparación con los hombres. Sabemos que cuando los hospitales tienen sistemas implementados para asegurar que ofrecen una atención de acuerdo con los lineamientos, los resultados de las mujeres mejoran, incluso más que en los hombres. Un piloto de aerolínea nunca despegaría sin revisar primero todos los elementos en una lista de verificación. Las listas de verificación también ayudan a los médicos y hospitales. Cuando los médicos reciben el apoyo de buenos sistemas y una mejor capacitación, el proceso de toma de decisiones es eficiente y es fácil "hacer lo correcto". 
WH:  ¿Por qué existen estas diferencias en la atención que se ofrece a hombres y mujeres? 
Dr. Hayes:  Existen múltiples razones. Los errores sobre la enfermedad cardíaca en las mujeres se remontan a décadas atrás. En la década de 1960, existía la afirmación incorrecta --tanto en la comunidad médica como en el público general—de que la enfermedad cardíaca era una enfermedad de los hombres. Eso hizo que la investigación se enfocara casi exclusivamente en la enfermedad cardiovascular masculina. Muchos ensayos clínicos de las décadas de 1970 y 1980 excluyeron a las mujeres o simplemente no realizaron el esfuerzo de inscribir mujeres en números suficientes para obtener conclusiones basadas en el género. Otro motivo para que existan esas diferencias en la atención se debe a los patrones de atención y derivación. Muchas mujeres en los EE. UU. reciben toda o la mayor parte de su atención médica de sus obstetras y ginecólogos. Tradicionalmente, se ha enfocado con mayor énfasis la salud reproductiva y mamaria en las mujeres que en otros riesgos de la salud y, por el contrario, existe una menor conciencia entre los obstetras y ginecólogos sobre la detección y el tratamiento de los signos de enfermedad cardíaca. Las cosas están mejorando, porque los médicos ahora hablan más acerca del género y examinan el proceso de la enfermedad cardíaca en las mujeres. Desean ofrecer la mejor atención y piensan que lo están haciendo. Y los consumidores de servicios médicos también se involucran más. Como paciente, puede preguntar a su médico: "¿Qué está haciendo para mejorar la atención de las mujeres con enfermedad cardíaca?"Es una pregunta que vale la pena formular. Y no podemos subestimar los esfuerzos de WomenHeart y otras organizaciones que están haciendo un gran trabajo en educar y ayudar a las mujeres a tener más información y actuar de manera proactiva acerca de su enfermedad cardíaca.   
WH:  ¿Existe actualmente suficiente investigación realizada específicamente sobre las mujeres con enfermedad cardíaca?
Dr. Hayes:  Es un tema complicado. La falta de investigación relevante ha creado un déficit sustancial de conocimiento basado en el género acerca de todo, desde los síntomas "típicos" de un ataque al corazón en las mujeres hasta los riesgos y beneficios de las pruebas de diagnóstico y terapias usadas comúnmente. En la investigación cardiovascular actual, no analizamos necesariamente los datos por género y la necesidad de estudios específicos por género no es una prioridad para los investigadores. Además es difícil reclutar mujeres para estos ensayos. Las mujeres no consideran la enfermedad cardíaca como una enfermedad de "mujeres", por lo que no ven la importancia o el beneficio potencial de los ensayos clínicos. Pero la enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte, por lo que deberían buscar participar en esta investigación, de la misma manera que desean participar en ensayos sobre hormonas o en investigación sobre el cáncer de mama. Converse con su médico acerca de las investigaciones disponibles y considere participar en un ensayo clínico aprobado. Muchas veces se ofrece una remuneración y los medicamentos se ofrecen sin costo alguno a los participantes. Puede consultar en  www.clinicaltrials.gov.  
WH:  A medida que los investigadores descubren más información acerca de las diferencias fisiológicas entre la enfermedad cardíaca en el hombre y en la mujer, ¿anticipa que los médicos comenzarán a realizar un diagnóstico más correcto y más rápido?
Dr. Hayes:  Sí, con la salvedad de que la investigación lleva tiempo en alcanzar al paciente. La comunidad de investigación es buena en descubrir cosas nuevas, pero lenta en ponerlas en práctica. Por ejemplo, los estudios realizados en la década de 1990 que demostraron que los inhibidores de la ECA deben usarse en pacientes con insuficiencia cardíaca tomaron siete años en llegar a la atención al paciente. Se necesitan muchos más datos, y repito, una forma importante en que las mujeres pueden ayudar a equilibrar la balanza es participando en ensayos clínicos.
WH:  Finalmente, ¿qué pueden hacer las mujeres y la comunidad médica ahora para mejorar la detección y la atención de las mujeres con riesgo de enfermedad cardíaca?
Dr. Hayes:  Es importante contrarrestar la creencia generalizada de que las mujeres no desarrollan enfermedad cardíaca salvo en la edad avanzada. La enfermedad cardíaca debe ser considerada por cada médico en cada etapa de la vida de una mujer. Debemos continuar educando a las mujeres y a los médicos acerca de los riesgos y síntomas de la enfermedad cardíaca en las mujeres y el uso de pruebas de diagnóstico y terapias apropiadas. Debemos ver un uso más amplio y sistemático de los lineamientos empleados para la prevención de la enfermedad cardíaca basados en evidencia de la Asociación Americana del Corazón. Lo más importante para reducir esta brecha en la atención médica cardíaca entre hombres y mujeres es concientizar a la comunidad médica y a las pacientes mujeres de que la enfermedad cardíaca se da en las mujeres tanto o más que en los hombres.
##

 

Community Search
Sign In


Forgot your password?

Haven't registered yet?

Calendar
Latest News
 
WomenHeart: The National Coalition for Women with Heart Disease is a nonprofit, 501(c)(3) patient advocacy organization with thousands of members nationwide, including women heart patients and their families, health care providers, advocates and consumers committed to helping women live longer, healthier lives. WomenHeart supports, educates and advocates on behalf of the 42 million American women living with or at risk of heart disease. Our programs are made possible by donations, grants and corporate partnerships.

2016 Copyright - WomenHeart: The National Coalition for Women with Heart Disease
WomenHeart: The National Coalition for Women with Heart Disease is a founding partner of The Heart Truth Red Dress campaign. The Heart Truth and Red Dress are trademarks of HHS.